Beth Allen toda una campeona en generosidad y altruismo

De Beth Allen se sabe que es una magnífica golfista que patea como los ángeles, pero se desconocen algunos hechos que han ayudado a cincelar ese carácter tan alegre y risueño que ha paseado esta semana por Aloha. La californiana, que este domingo ha tenido de caddie ni más ni menos que a la jugadora Solheim Sophie Gustafson, se retiró temporalmente en el año 2011 para donar un riñón a su hermano Dan, que necesitaba de un trasplante al sufrir una enfermedad renal desde los 12 años.

Pasada esta complicada situación familiar, Beth Allen volvió al circuito para hacer lo que mejor sabe, jugar al golf.

(Foto: www.bethallen.com)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies