El discreto papel de los españoles en Izki deja paso libre al francés Julien Brun

El francés Julien Brun salía en el último partido de la segunda jornada a las tres de la tarde, después de una primera buena vuelta de 69 golpes. Cinco horas más tarde llegaba a su último hoyo con los los últimos rayos del sol y con una extraordinaria tarjeta de 66 golpes, -9 en el total y líder en solitario del Challenge de España con dos golpes de ventaja sobre el polaco Adrian Meronk.

«Ser efectivo desde el tee y agresivo con los segundos golpes y patear muy bien», fue la clave de su espectacular resultado. Hace seis años Brun logró ganar en el Challenge Tour siendo todavía jugador amateur, sólo seis jugadores en la historia lo han logrado. Entonces tuvo que decantarse entre hacerse profesional o seguir con sus estudios, y Julien Brun optó por volver a Texas para terminar su carrera universitaria y posteriormente hacerse profesional. Compitió sin demasiado éxito en el circuito canadiense hasta que ya en 2017 volvió a Europa donde jugó el circuito satélite del Alps Tour con victoria incluida. El francés confía que éste sea el fin de semana del relanzamiento de su carrera. El campo de Izki Golf le seduce: «es un buen campo de golf, ningún hoyo es parecido al anterior. Tiene muchas elevaciones, en definitiva un campo de golf interesante», así lo definía.

Discreto papel Español
De los 20 españoles participantes inicialmente en el torneo, diez terminaron entre los 60 mejores y empatados y competirán durante el fin de semana. Los otros diez se han quedado fuera del torneo.

El mejor español ha vuelto a ser Jacobo Pastor pese a su tarjeta de +1 que le deja en el puesto duodécimo a seis golpes de la cabeza. «Hubo dos partes muy claras, los primeros nueve hoyos donde he jugado muy bien con una vuelta limpia con dos birdies, y la segunda más complicada, he empezado con dos bogeys. La verdad es que he tenido mala suerte, a mi compañero se le ha perdido la bola y desde entonces nos han estado controlando por juego lento, tengo la sensación de que he jugado corriendo los últimos cinco hoyos», se lamentaba Jacobo que definía las condiciones de dificultad de la jornada parecidas a las del primer día.
«Un poco menos de viento, pero ha cambiado de dirección y eso lo complicaba todo», sentenciaba.

No han tenido sus mejores días los jugadores locales. Jose Pablo Segurola era el único representante alavés, pese a firmar hoy una mejor tarjeta de 73 golpes, fue insuficiente para poder competir el fin de semana. Los 76 golpes del primer día lastraron sus opciones y el jugador formado en Izki Golf terminó a cuatro golpes del corte. También se quedaron fuera Juan Sarasti (+3), y Javi Sainz (+2), pese a una gran reacción del jugador de Laukariz con 70 golpes hoy, se quedó a las puertas del fin de semana. El corte quedó finalmente establecido en +1. El joven amateur de San Sebastián Xavier Gorospe peleó con una tarjeta de 72 golpes (par) para mantenerse con +1 y clasificarse para poder mejorar posiciones el fin de semana junto a otros 68 supervivientes.

Hoyo en uno
Michael Hoey logró la hazaña de embocar directamente desde tee en un par tres. Se trata del hoyo 17 de 162 metros, donde Hoey consiguió hacer hoyo en uno con un hierro 7. Tras su vuelta el jugador recibió una botella magnum de Herederos del Marqués del Riscal de manos de Alain de Soultrait, director del Challenge Tour.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies