Garrick Higgo se impone en el Gran Canaria Lopesan Open donde Alejandro del Rey fue el mejor español

Garrick Higgo

El sudafricano Garrick Higgo (-25) ha aguantado el desafío del alemán Maximilian Kieffer en la jornada final del Gran Canaria Lopesan Open para conseguir su segundo título en el Tour Europeo. Alejandro del Rey, vigesimoprimero con -14, ha sido el mejor español en la primera de las tres pruebas que de forma consecutiva se celebran en suelo canario.

Al tiempo que Kieffer se marcaba un espectacular 62 que le llevaba hasta el -22 final, Higgo se descolgaba con un 63 -la mejor vuelta de su carrera- que le llevaba hasta un inalcanzable -25. Doce birdies y un par de eagles entre los dos en una jornada de un juego tremendamente vistoso en Meloneras Golf, fantástica sede del torneo.

La prueba no ha tenido el protagonismo local esperado en la previa, pero sí ha dejado lecturas positivas para el golf español. La primera de ellas, claro está, el gran papel de Alejandro del Rey, que en sus primeros pasos como profesional ya ha dejado claro que sabe desenvolverse sin problemas en un suelo complicado.

El madrileño ha acabado el torneo con un 69, su ronda más discreta de la semana, que le ha hecho bajar seis puestos. Pep Anglés (-13), Iván Cantero (-12) y Alejandro Cañizares (-12) también han sellado un buen papel en Canarias.

Alejandro del Rey, en la zona alta desde el inicio

Alejandro del Rey ha sido el español más fino a lo largo de toda la semana. Por empezar desde el principio, el madrileño ya fue el más acertado en la primera jornada de torneo con una tarjeta de 64 golpes (-6). Su tarjeta reflejó un extraordinario movimiento: un eagle, ocho birdies, dos bogeys y un doble bogey. Para reseñar ese final de cuatro birdies en los últimos cinco hoyos, un sprint en el que derrotó al viento que hizo acto de presencia en el recorrido. Con este resultado, el golfista del Pro Spain Team era quinto a un solo golpe de los líderes provisionales.

Otra de las doce rondas españolas bajo par especialmente reseñable fue la del gran protagonista del torneo en la previa, Rafael Cabrera, que concluyó el día con un -5 consecuencia de un juego consistente y sin estridencias. Seis birdies y un solo sobre par para el insular.

La segunda jornada fue especialmente propicia para los propios Alejandro del Rey y Rafael Cabrera. Ambos alcanzaron el ecuador del torneo con -8 al total, resultado con el que se mantenían en la zona alta de la clasificación. El canario fue el que mejor parado salió de los dos, toda vez que terminó con un notable 67 (-3) y magníficas sensaciones procedentes de su enorme ‘rush’ final: birdies al 14, 16, 17 y 18.

Por su parte, Alejandro del Rey cinceló una tarjeta de 68 golpes (-2) que por momentos pintó aún mejor. Su birdie al 18, su hoyo 9, alentó las expectativas del madrileño, que se dejó buenas opciones de pajarito, pero no pudo aprovechar la inercia para rebajar aún más su resultado. Aún así, volvió a demostrar que es un campo que le entra por el ojo, como se suele decir, y que sabe cómo hacerle pocas.

En la tercera manga, en la que Garrick Higgo dio un golpe sobre la mesa con una ronda de 63 golpes, Alejandro del Rey firmó una notable ronda de 65 impactos que le hacía ganar enteros de cara a conseguir una plaza de Top 10. Finalmente, no ha podido cumplir con este ambicioso objetivo, pero es innegable que semana a semana está más cerca de ello.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies