George Coetzee saca partido a la tormenta y firma su segunda victoria en el Tshwane Open

George Coetzee ha demostrado esta tarde que se puede ser profeta en su tierra. El pretoriano ha terminado por imponerse en medio de la tormenta gracias a una tarjeta de 67 golpes, los mismos con los que empezó el torneo, que le han facilitado la victoria en el Tshwane Open.

De las tres victorias que el sudafricano ostenta en el European Tour, esta es la segunda que logra en este torneo. La anterior, en 2015, la conseguía iniciando el torneo como lo ha hecho este año, con 67 golpes, aunque aquel domingo se despidió con 65 impactos para un total de -14 y un solo golpe de diferencia sobre su paisano Jacques Blaauw. En esta ocasión, aunque en la última vuelta no anduvo tan fino, el resultado global fue mayor, como también lo fue la diferencia con Sam Horsfield que fue segundo.

Entre los nuestros, hay que reconocerle el mérito a Pedro Oriol. El madrileño, único español superviviente al corte, cerró el torneo con un magnífico 62 al que llegaba después de anotar ocho birdies y un eagle. Un resultado que quedaba reducido a -9 por culpa del bogey del 16. Con ese resultado Pedro escalaba hasta la octava posición para añadir a sus registros el primer top ten del año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies