Los españoles retan a un Winther intratable en el desenlace del Mallorca Golf Open

Jeff Winther (Foto: Manuel Queimadelos / Quality Sport Images)

La locura ha sido la tónica en el día del movimiento del Mallorca Golf Open, con constantes cambios en el liderato y vueltas muy bajas por parte de todos los contendientes a llevarse el título este domingo. La Armada Española ha estado a la altura del reto, aunque el danés Jeff Winther ha vuelto a dominar Santa Ponsa repitiendo el espectacular registro de 62 golpes que logró el primer día.

El viento ha perdido protagonismo en esta tercera jornada, y eso lo han aprovechado los jugadores ofreciendo un festival de birdies al público que se ha acercado hasta el recorrido de Santa Ponsa, tanto es así que la media de golpes ha vuelto a bajar considerablemente hasta los 68’5.

El día empezaba con la finalización de la segunda ronda y el bogey del que era líder, Bryce Easton, en el único hoyo que le quedaba. Arrancaba la tercera vuelta con el sudafricano en -10, el mejor resultado en Santa Ponsa tras 36 hoyos desde 1992, y un grupo de perseguidores en -7 que se han tomado muy en serio el tema de dar caza al líder, y empezaban con fuerza desde los primeros hoyos.

El primer golpe encima de la mesa lo daba Pep Anglés, que desde -5 saltaba al -10 con cinco birdies consecutivos del hoyo dos al seis. Tras ese inicio estelar, la vuelta del catalán se frenaba un poco, aunque los dos bogeys que ha cometido en los hoyos restantes han sido respondidos con birdies y conseguía finalizar con un gran resultado de 64 golpes, -6, para dejarse todas las opciones de cara al domingo:

“He empezado muy rápido, aprovechando muy bien el ‘momentum’ de los cinco birdies, y a partir de ahí la clave ha sido la paciencia y también el hecho de responder a los dos bogeys con birdies, especialmente porque han sido en hoyos difíciles como el 8 y el 16. No hay que esconder que mañana me juego la tarjeta, pero todo lo bueno que pase aquí es un bonus, porque estoy centrado ya en hacer una buena pretemporada de cara a 2022”.

Los ataques de los españoles se sucedían, y aparecía un gran Jorge Campillo que, pese a empezar con bogey en su primer hoyo, tiene como objetivo reeditar su triunfo en este campo 21 años después de ganar el Campeonato de España infantil con 14 años. Siete birdies y un juego que recuerda a la mejor versión del cacereño, muy sólido en todas las facetas y aprovechando las buenas oportunidades que se deja:

“He vuelto a arrancar con un birdie absurdo en el 1 como ayer, pero a partir de ahí no he fallado prácticamente ningún green, he metido buenos putts y he estado muy ordenado, así que contento. Claro que voy teniendo recuerdos de aquel torneo, jugué muy bien y, sobre todo, pateé muy bien, así que lo firmo para mañana, y si me tienen que volver a tirar a la piscina, pues adelante”.

En el partido estelar, junto a un Easton que no ha tenido su día, entregando una tarjeta de par, estaban Álvaro Quirós y Sebastián García, con vueltas bastante similares, desplegando un gran nivel de juego, aunque Quirós ha sido capaz de aprovechar más opciones de birdie, algo que le deja muy satisfecho porque sigue buscando reencontrarse con su mejor versión:

“Ha sido un día espectacular, muy bueno en todas las facetas. De tee a green he pegado muy buenos tiros, he metido bastantes putts, y mentalmente sigo dando pasitos hacia delante, y eso es lo que me deja satisfecho. Ha sido un buen resultado, pero mi trabajo ha sido espectacular, y con eso me quedo. Mañana yo tengo que seguir a lo mío, porque si me pongo a pensar que por tener siete victorias voy a ser capaz de llevármelo de calle, estaría engañándome a mí mismo. Tengo que seguir con mis rutinas y en la tónica de estas semana, y todo eso va más allá del resultado”.

Por su parte, Sebastián García no ha estado acertado en los greenes, algo que ha estado cerca de desesperarle, pero que ha terminado siendo una vuelta de -3 que no le aleja mucho del líder y este domingo buscará conseguir sus objetivos:

“Me quedo con que he jugado muy bien, pero no ha querido entrar la pelota. Le doy mucha importancia también a las dos últimas recuperaciones, y con todo eso me da para sacar buenas conclusiones. Es la línea a seguir. Mañana únicamente pienso en atacar y ganar, no en el tema de salvar la tarjeta, porque ese es mi golf y el día que no juegue agresivo, lo dejo”.

Pero la vuelta del día ha sido otra vez para el danés Jeff Winther, que arrancó el jueves como líder gracias a un 62, y que el frenazo de la segunda vuelta (71 golpes) lo ha respondido con otra estelar tarjeta de ocho bajo par y así alzarse hasta el liderato con – 15 y dos de ventaja sobre Campillo. Vuelta libre de bogeys y con un final al alcanza de muy pocos, birdie en los hoyos 16-17 y 18:

“Hoy ha sido completamente diferente, tengo que admitirlo. He estado un poco más controlado de tee a green, comparado con ayer, que era literalmente izquierda, izquierda y más izquierda. Ha sido un día precioso, Jorge y yo hemos metido muy buenos putts, no parábamos de hacer birdies, era como una pequeña competición entre nosotros. Aquí estoy con mi familia, por lo que será bastante fácil mantener las emociones bajo control. Son más bien los nervios en el campo mañana los que tendré que tratar de mantener a raya”.

La otra baza internacional, también nórdica, viene por parte del sueco Sebastian Soderberg, que también ha entregado una tarjeta de 64 golpes cimentada en un gran inicio de -4 en los primeros siete hoyos:

“En general fue muy buen día. Pegué un par de wedges malos en los últimos cuatro o cinco hoyos, pero el driver estuvo casi perfecto. Me di muchas oportunidades. Al estar bastante sólido en los greens. Los greens son bastante blandos, así que he jugado con bastante agresividad desde el primer día. Hay algunas banderas en las que parece que no deberías ser agresivo, pero sigo pensando que puedes atacar la mayoría de las banderas si estás en la calle”.

Entre los datos interesantes de cara a la jornada final, destacar que entre los 10 primeros clasificados hay únicamente tres que saben lo que es ganar en el European Tour: Álvaro Quirós (7), Jorge Campillo (2) y Soderberg (1). En cuanto a los que buscan el primer triunfo, Anglés y Sebas García serían los primeros españoles desde Diego Borrego en 1996 que lograrían que su estreno en el palmarés del European Tour fuera en suelo español.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies