Patrick Reed nos dejó victoria y polémica para terminar enero

Hoy es lunes, y ya sabes que nos gusta arrancar la semana en compañía de Ferggolf, un novedoso juego que te permitirá mejorar tu putt y que puedes utilizar en cualquier lugar y sobre cualquier superficie.

Si quieres conocer más, visita www.ferggolf.es y si te animas a comprarlo, con el código GOLF10 te vas a llevar un descuento muy interesante. En la descripción del programa te dejo el enlace.

Bueno este fin de semana hemos vuelto a tener lío a cuenta de Patrick Reed y su afición por hacer cosas que difícilmente podemos interpretar dentro de la legalidad. Es verdad que siempre se va de rositas, pero la fama de tramposo que se está creando en el PGA Tour no se la va a poder sacar ni con agua caliente.

Ya le hemos visto apoyar el palo en la arena mientras hacía swings de practicas y otras artimañas para salir airoso de situaciones complicadas, como la que se le creó el sábado cuando su bola fue a parar al rough del hoyo 10 después de botar dos veces.

Hasta ahí pues todo parece correcto. La pega desde el bunker, la bola sale para donde quiere y tras botar y botar pues va a parar al sitio que menos te convenía. Vamos lo qe nos ha pasado a todos en infinidad de ocasiones.

Precisamente por eso, todos sabemos que cuando la bola ha pegado dos botes la fuerza que lleva hace que sea imposible que se clave en el suelo, tal y como alegaba Reed cuando levantó la bola y puso un tee para aliviarse sin esperar a que llegara el árbitro.

A ver, la fama le precede, pero lo que es de nota es que cuando llega el arbitro y se encuentra con ese panorama le de la razón sin cuestionarse nada más. Ya entiendo que el oficial de reglas como lo llama el PGA es un empleado de los jugadores y que el hombre no tenga ganas de complicarse la vida ante uno de los pesos pesados del circuito, pero claro, cuando te ha visto todo el mundo, hay imágenes y te hacer el longui, lo normal es que los aficionados estallen y señalen, una vez más, a Patrick Reed como el gran tramposo del tour. Aunque, insisto, la culpa es de quien se lo consiente y no le pone una sanción ejemplar.

Bueno quería abrir con el caso Reed sobre todo para llamar la atención sobre los más jóvenes. Niños, no merece la pena hacer trampas. Seguro que salvas un golpe, pero que te pongan la cara colorada en el club está muy feo.

Bueno pues a pesar de todo este lío, nada ha impedido a Patrick Reed ganar el Farmers Insurance Open y, además, hacerlo con solvencia.

El tejano completó el domingo con cuatro bajo par, lo que le facilitó una ventaja final de cinco golpes sobre el pelotón formado por Tony Finau, Henrik Norlander, Ryan Palmer, Xander Schauffele y Viktor Hovland, todos ellos con -9 en el total de las cuatro rondas.

Reed comenzó su cuarto recorrido sin muchas ganas de restar, hasta que el eagle del hoyo 6 comenzó a darle una ventaja que amplió con los birdies del 7 y del 9. Entre medias, en el hoyo 8, llegaba su único bogey de la jornada.

Ya en el 10, el hoyo en el que se produjo la probable infracción, Reed volvía a bajar el ritmo hilando ocho pares consecutivos. Una ausencia de birdies que no evitó una victoria que remató sellando con birdie el hoyo 18, en un día en el que solo cuatro jugadores fueron mejor que él.

En cuanto a Jon Rahm, el español no pudo cumplir con su condición de favorito y volver a levantar el trofeo en Torrey Pines. Jon arrancó con bogey ya en el primer hoyo del día, y aunque se redimió con tres birdies prácticamente consecutivos, los dos bogeys que anotó en la segunda mitad del recorrido le alejaron definitivamente del título y le empujaban a terminar en el séptimo puesto de la tabla donde empató con los estadounidenses Will Zalatoris y Lanto Griffin que, al igual que el vasco, retrocedió cuatro puestos.  

Seguimos.

Y lo hacemos con un hat-Trick, el que firmó ayer Paul Casey al ganar por tercera vez el Omega Dubai Desert Classic. El inglés ya lo hizo en 2007, repitió en el 2009 y se ha dejado más de diez años para volver a levantar la tetera gigante y ya de paso sumar su decimo quinta victoria en el European Tour. Una victoria que llegó casi dos años después de que Caseysubiera al podio en el Porsche European Open.

Casey comenzó la última jornada partiendo como líder y una ventaja de un solo golpe sobre el escocés Robert Macintyre que no pudo aguantar el pulso y terminó siendo tercero tras entregar una tarjeta de 74 golpes que le alejaban de cualquier posibilidad mientras el líder seguía restando golpes a su tarjeta, y si bien es verdad que el rendimiento del campeón se vio resentido frente al que mostró el sábado para tomar las riendas del campeonato, los cinco birdies y los tres bogeys con los que completó la jornada fueron decisivos para darle la victoria.

Otro que también se alejó de los puestos de cabeza fue Sergio García que se despidió de Dubái con 73 golpes, los mismos que anotó el viernes y que le llevaron a terminar sexto. Por otra parte, mientras Adri Arnaus mejoraba sus números y presentaba 69 golpes para cerrar el torneo, Rafa Cabrera Bello volvía a descolocarse frente a la ronda decisoria y firmaba 75 golpes para caer hasta la trigésimo quinta posición en la general.

Nacho Elvira, Pablo Larrazábal y Adrián Otaegui acabaron con +1, y Miguel Ángel Jiménez lo hizo con +7.

Y ya que estamos con el circuito europeo déjame que te cuente que ya tenemos la primera baja en el calendario de 2021. Se trata del Abierto de Omán, previsto del 4 al 7 de marzo, y que se ha pospuesto sin fecha para volver, después de que las autoridades sanitarias del Sultanato hayan decidido cancelar todos los eventos deportivos a casusa de la incidencia del CoOVID-19 en ese país.

Desde el tour me cuentan que están buscando una fecha para reprogramarlo, pero me da la sensación de que tal y como está el calendario podemos ya dar por suspendido el torneo, y ojalá sea el único que se cae. Eso será señal de que todos estamos siendo responsables y que el virus se convierte en un mal recuerdo.

Bueno, pues vamos a por la última de este lunes que también tiene que ver con el golf profesional europeo, concretamente con el Challenge Tour, que ha presentado su nuevo calendario después de retrasar hasta finales de abril el arranque de la temporada.

La segunda división del golf europeo contará en 2021con veinticinco torneos en quince países diferentes, de los que tres tendrán lugar en España.

Lo que aún falta por saber es donde tendrán lugar esas citas en nuestro país. Salvando el torneo que cierra la temporada, el Challenge Tour Grand Final, que se disputará en el T-Golf & Country Club del 4 al 7 de noviembre, las otras dos citas se incluyen en el calendario marcados con el siempre inquietante ‘TBC’ (pendiente de confirmar, por sus siglas en inglés).

A falta de conocer esas localizaciones y el nombre de esos eventos, lo que si sabemos es que la primera visita del Challenge a España será del 20 al 23 de mayo; que tras visitar Irlanda y República Checa volveremos a tener el circuito entre nosotros del 10 al 13 de junio, y que volverá a nuestro país después de pasar dos semanas del mes de octubre en China para completar la denominada Road to Mallorca.

Este año, además, serán veinte los jugadores que logren tarjeta para el European Tour, lo que supone un incremento de cinco con respecto a temporadas anteriores.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies