Harold Varner III manda en un torneo donde Rafa Cabrera Bello será el único español que termine

Después de la ventaja que le facilitaban los 63 golpes con los que completó la primera jornada, el estadounidense Harold Varner III ha aprovechado su buena racha para afianzarse en lo más alto de la clasificación y, ya de paso, dejar atrás a los compañeros de viaje con los que arrancaba el día.

Varner, en el foco mediático en una semana en el que el PGA Tour se ha posicionado contra el racismo tras la muerte de George Floyd, no ha caído presa del miedo escénico y salió este viernes a jugar su golf sin importarle el resto de las consideraciones.

Con la bola en juego por el tee del 10 desde primera hora de la mañana, para cuando el juego se detiene para el minuto de silencio a las 08.46 de la mañana, Harold ya había anotado un triple bogey. Una terrible forma de comenzar la jornada de corte que supo enmendar con tres birdies antes de llegar a su hoyo 9, donde volvería a errar.

Ya en la segunda mitad, y con un golpe de desventaja, Varner III encontraba la forma de desquitarse. Cuatro birdies consecutivos y uno más, en su hoyo 18, le servían para despedirse de la mañana como líder en espera de lo que ocurriera durante un turno de tarde que no trajo sorpresas.

Entre tanto, Jordan Spieth intentó agradar a sus paisanos, aunque fuera por la tele, y repitió los 65 golpes del jueves gracias a ocho birdies, un doble bogey y un bogey para acabar escalando cinco posiciones y colocarse a un golpe del líder.

En ese mismo puesto y con idéntico resultado que el tejano en ambas jornadas se sitúa Bryson DeChambeau. El californiano, que se presentó en Forth Worth con algo más de peso, encontró la fórmula para eludir los bogeys y en su cartulina solo figuran los cinco birdies que restó a lo largo de la segunda jornada y que le dejan con un golpe de ventaja sobre la terna de jugadores que le siguen y entre los que se encuentra Rory McIlroy.

El actual número uno del mundo dejó claro por que lo es anotando 63 golpes en el saldo de una cartulina en la que restó tres birdies en sus nueve primeros hoyos y comenzó los segundos nueve con eagle en el hoyo 1 del recorrido tejano. Tres birdies más a lo largo de la vuelta y un bogey en el último hoyo completaba una vuelta que le sitúa en condiciones inmejorables de cara al fin de semana.

En cuanto a los compañeros de partida de Rory, el número dos del mundo, el español Jon Rahm se queda fuera del corte, y Brooks Koepka, actual número tres, se salvó de la criba tras una segunda vuelta de una vuelta de 68 golpes. Tampoco será de la partida Sergio García que se quedó a un golpe del corte, pero si Rafa Cabrera Bello.

El jugador canario es el único superviviente española al corte gracias a dos vueltas muy consistentes en las que acabó por debajo del par. En esta última, la que le facilitaba el acceso al fin de semana, Rafa anotó 63 golpes gracias a tres birdies y a que no cometió ni un solo bogey.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies